Juegos del tiempo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA17 de mayo, 17.30H,Centro San Onofre.

El juego siempre ha formado parte de nuestras vidas. Los juegos de calle, a los que las personas mayores han jugado durante su infancia,  se transmitían de generación en generación, como parte de la vida cotidiana de las personas. Las personas conocían el juego y lo hacían suyo con el mero hecho de jugar, eran los juegos “de toda la vida”. No era necesario escribirlos para darlos a conocer.

Hoy en día, con la desaparición de la calle como espacio de juego, se hace necesario poner en valor los juegos de calle, para  recuperar su protagonismo en el tiempo de ocio.

En esta jornada, las personas mayores y los jóvenes, conoceremos diferentes juegos del tiempo, juegos de ayer y de hoy. A través de una jornada lúdica, intercambiaremos experiencias sobre la práctica de diferentes juegos tradicionales y juegos de mesa originales y divertidos para disfrutar jugando en compañía. Juegos abstractos o de estrategia, que potencian la memoria o la destreza, para pequeños o gran grupo… todo un mundo de juegos para todas las edades.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En este apartado se pueden dejar comentarios sobre juegos, para compartir y llevar a la práctica.

Estos son los juegos tradicionales que habéis seleccionado para jugar este viernes: Bolinche/Canut, Petanca, Las Tabas, Puñete, Sambori, Lanzamiento al siete y medio, A la cuerda, .  Y los juegos de mesa son: Dobble, Cocorico Cocoroco, Make & Break, Villa Paletti, Time linee, Carrera de Tortugas, Ubongo, Adios amigos, Story Cubes.Esperamos veros a todos y pasar una tarde muy entretenida

Los juegos de siempre se ubicaron en el exterior del centro, que dispone hasta de zona de petanca, se colocaron los carteles informativos del juego e instrucciones. Y los juegos de mesa se montaron en el interior, en una sala amplia con mesas y sillas para mayor comodidad de los asistentes.OLYMPUS DIGITAL CAMERA


OLYMPUS DIGITAL CAMERASe comenzó en el exterior, ya que el tiempo estaba un  poco revuelto y así lo requería. De forma libre los niños, jóvenes y  personas mayores fueron recorriendo el circuito de juegos tradicionales. Y para nuestra grata sorpresa, no había espíritu competitivo, las ganas de participación y de pasarlo lo mejor posible por parte de todos era lo que primaba en el ambiente. Tuvimos que forzar un poco el cambio de ubicación hacia el interior para  que se diesen comienzo los juegos de mesa, eso nos demuestra que los juegos de calle siguen gustando a todos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPero la respuesta de los participantes no dejaba de sorprendernos, ya que cuando se distribuían  para jugar en los juegos de mesa, no había que decir que se mezclasen por edades eran ellos mismos los que lo estaban deseando, y cuando se ponían a jugar casi había que echarlos de la mesa para que cambiasen de juego. La respuesta fue tan positiva que hasta se pedía donde se podía comprar el juego. 

14 Comentarios en “Juegos del tiempo
  1. Puri Masegosa dice:

    Recuerdo esta canción que se cantaba delante de la compañera que querías elegir para que formara parte de tu equipo:
    “Jardinera tú que entraste
    en el jardín del amor
    de las plantas que regaste
    dime cual es la mejor.
    La mejor es una rosa
    que se viste de color
    del color que se le antoja
    y verdes sus hojas son.
    Tres hojitas tiene verdes
    y las demás encarnadas
    a ti te venga a elegir
    amiguita de mi alma.
    Muchas gracias jardinera
    por haberme a mí elegido
    entre todos los colores
    mi color has preferido”.

  2. Puri Masegosa dice:

    LAS CHINAS
    NO hay un número límite de personas para poder participar.
    Se utilizan cinco piedras, que llamábamos ‘chinas’ debían ser lisas y más o menos del tamaño de las canicas, pero sin llegar a ser redondas.
    Cuando yo jugaba, como no había asfalto, piedras tenias todas las que quisieras, hoy en día se pueden encontrar algunos cantos en la playa, o en los ríos.
    Se tiene que jugar en la calle, con un suelo que no resbale.
    ¿Cómo se juega?
    Se tiran las cinco chinas al suelo muy despacio para que no se esparzan, se coge una y se tira al aire y con la misma mano se atrapa otra china del suelo sin tocar ninguna de las otras; se vuelven a tirar y se hace la misma operación pero ahora cogiendo dos y dos; después se cogen tres y una y, por último las cuatro a la vez. Siempre sin tocar ninguna china de las que están al lado de la que cojas. Si se hacen todas las tiradas ganas. En cuanto se mueve alguna piedra, pierdes y, empieza otro compañero/a.

  3. Carmen Cano dice:

    LA UÑETA
    ¿Jugamos a la uñeta? ¡SI!
    Era un juego de niñas, y se jugaba de dos en dos, normalmente en la calle.

    Se necesitan alfileres de todo tipo, si eran más grandes se les llamaba ‘lernas’ y, si eran grandes y con cabeza ‘monjillas’.
    Sentadas en las aceras, con la uña del dedo pulgar se le daba por el centro del alfiler y si se conseguía montarlo con otro alfiler ganabas. El premio era el alfiler.

  4. Chelo Sastre dice:

    JUEGO DEL PINCHO
    Consistía en lo siguiente: en la playa sobre un montículo de arena bastante húmeda y apretada, se tiraba un clavo de unos 12 cm. Y, tenía que caer derecho para que fuera válido el tiro. Para ello, se ponía sobre el dedo índice de una mano y con la otra mano se le daba un impulso de modo que cayera lo más derecho posible.
    Este juego, hacía que perdiéramos la noción del tiempo, Las más habilidosas lo conseguían con mucha facilidad y las que éramos más torpes, nos costaba más. Nos quedábamos jugando hasta que empezaba a oscurecer y ya no teníamos luz.

  5. Miguel Montero dice:

    EL SEÑORITO ‘PEPE’ QUE CRECIDO ESTÁ
    Se jugaba al aire libre, en la calle o plaza.
    Se hacían dos filas de chicos y chicas, unos enfrente de otros y dando palmas, una persona con las manos en las caderas y bailando, pasa por el pasillo que deja las dos filas, mientras el resto va cantando: “El señorito ‘Carlos’ que crecido está, que se va a morir de tanto pensar. No pienses en la ‘Júlia’ que la Júlia no te quiere. Y, por eso ‘Carlos’ de pena se muere. Que salga usted que la quiero ver bailar”. Y, entonces sale otra u otro de la fila, y así se repite hasta que salen todos a bailar.

    • Raquel dice:

      También se canta la canción:
      “Soy capitán, soy capitán, de un barco inglés, de un barco inglés y en cada puesto tengo una mujer. La rubia es, la rubia es fenomenal, fenomenal y la morena tampoco está mal. Si alguna vez, si alguna vez, me he de casar, me he de casar, me casaría con.. contigo sí, contigo no, con “….” me caso yo”.

  6. Aurelia Blasco dice:

    A LA COMBA
    Por lo menos se necesitan 4 jugadores, un saltador o cuerda.
    Lo jugábamos en la calle, el corral o en el patio.
    ¿Cómo se jugaba?, pues se ponían dos chicas en los extremos de la cuerda y las demás en fila para saltar, la que perdía se ponía a pagar con la cuerda y la otra en fila a saltar con las demás.
    Se cantaban muchas canciones, entre ellas: Al cochecito leré, Al pasar la barca, A chéveri y la Chatamerenguera.

  7. Emi Pastor dice:

    Cuando era pequeña, hacíamos FLAUTAS con cañas y, PITOS con huesos de albaricoque. Escupíamos en el suelo y frotábamos el hueso hasta agujerearlo, le vaciábamos la almendra y ya teníamos un pito.
    Los huesos también los sembrábamos, y con el tiempo veíamos crecer un diminuto árbol.

  8. Emi Pastor dice:

    CORRO PARA PEQUEÑINES
    Los niños cogidos de la mano van rodando y agachándose cuando la canción lo indica.
    “El patio de mi casa es particular, cuando llueve se moja como los demás. ¡Agachaté! y vuélvete a agachar, que los agachaditos no saben bailar. H, I, J, K, L, LL, M, A… que si tú no me quieres, otro amante me querrá. H, I, J, K, L, M, N, O… que si tú no me quieres, otro amante tendré yo”.

    • Raquel dice:

      Yo recuerdo jugar con una persona que pagaba fuera del corro y tenía que entrar dentro y los demás se lo tenían que impedir. Se cantaba la misma canción y continuaba con: “chocolate, molinillo, corre, corre, que te pillo, a estirar a estirar que el demonio va a pasar”.

  9. Emi Pastor dice:

    LA BARCA
    Se necesita una cuerda.Y, se juega en la calle.
    Dos personas de ambas puntas mecen suavemente la cuerda por bajo. Y, el resto de personas van saltando una a una cantando: “Qué bonitas, qué bonitas son las olas del mar, cuando voy en mi barquita unas vienen y otras van. Los luceros y la luna nos contemplan sin parar y yo sigo en mi barca sobre el mar”.

  10. Emi Pastor dice:

    EL PAÑUELO
    Se necesita un pañuelo. Se forman dos equipos de igual número de participantes en hileras enfrentados y numerados.Se sitúan tras una raya y a suficiente distancia.Una persona en un punto medio con el pañuelo y dice un número. El que lleva ese número de ambos equipos corre a coger el pañuelo y el que lo alcanza antes, tiene que regresar a su puesto muy rápido sin ser pillado. Gana el equipo que más personas consigue.

  11. Lola Cuartero dice:

    EL CORRO
    Yo jugaba de pequeña en Tobarra (Albacete)
    Pueden jugar cuantas personas quieran mientras haya espacio para hacer un círculo.Se enlazan las manos y los pies para rodar, mientras se canta la canción:
    “Al corro ancho de la patata; comeremos ensalada, lo que comen los señores, naranjitas y limones, a chupé, a chupé, sentadita me quedé”. Y, al pronunciar las últimas palabras, todos se agachan.

  12. Raquel dice:

    LA MARE CARABASSERA
    No ens fa falta cap material per poder jugar.
    Els participans es col.loquen en rogle. El primer que cal fer es saber qui fa de marre carabassera y quin número té cda persona. Quan ho tingam enllestit pot començar el joc:
    Mare carabassera diu:
    – “Tinc una carabassa que la regue i la regue i sols que em dóna 3 carabasses”.
    El que té el 3 diu:
    – “Com què tres?
    Mare carabassera:
    – “Què quantes?
    El que té el 3 diu qualsevol número o la mare.
    Amb eixa recitació continua el joc fins que qualsevol persona s’equivoca i paga penyora.

    Com recuperar la PENYORA:
    Mare carabassera:
    – De qui és esta penyola?
    El perdedor:
    – De servidor/a / meua
    Mare carabassera:
    – Què demanes per ella?
    El perdedor:
    – Un poc més i un poc menys.

Deja un comentario