Profesor por un día. JUAN JUÁREZ MANZANO

Entré en clase, se extrañaron al verme, anciano y pelo canoso .
Sabían que no era su profesor, pero guardaron silencio.
Abrí la caja y fui repartiendo los playmobil . Sus ojitos mostraban
sorpresa y felicidad.

Fui marinero, así que les enseñé todo tipo de nudos, rescate,
corredero, barrilito, pescador…
Acabaron aplaudiéndome, sentí felicidad, inspiré y pensé, de mayor
quiero ser profesor.

Publicado en MICRORRELATO ADULTOS 2016

Deja un comentario