UN DÍA TRISTE. Nuria Gamiz Jerez

Un día salí a la calle a pasear. Vi a mi abuelo y fui a darle un abrazo. El se quedó mirándome. No sabía quién era su nieta. Fui a decírselo a mi madre y me contó que tenía Alzheimer, me puse muy triste.

Deja un comentario