UNIDOS POR UN MISMO FIN. María Ballesteros Sánchez

Cuando hay un proyecto común y el fin es ayudar, la edad no importa.
Trabajo en Cáritas  35 años, comenzamos gente mayor y  jóven, actualmente  seguimos  igual,  por eso pienso que no existen barreras  generacionales, sólo  ganas de  construir, y eso sólo se consigue uniendo sentimientos, amistad  y  solidaridad.

Deja un comentario