LA ESPERANZA: SEGUIR LUCHANDO Pepita March Sierra

A mi edad la tristeza, la impotencia y el cansancio conviven en mi día a día. Mis 5 hijos, por los que tanto he luchado, hoy son los «sin nada». Nosotros seguimos apoyándolos para darles DIGNIDAD. Pero ya no tengo las mismas fuerzas de antaño.

Deja un comentario