LA RAZÓN José María Fernández Martínez

Cuando eres joven y tienes la razón, levantas la voz para que te oigan, y discutes; cuando te haces mayor, hablas despacito, tienes la razón y no discutes, porque te da lo mismo lo que piensen los demás. (La vida, ¡cuánto te enseña!, …si quieres aprender)

Deja un comentario