UN DÍA DE CAMPO. Emi Pastor Zamora

Recuerdo de pequeña un día de campo. Íbamos los niños con las madres.
Compartíamos merienda, alternábamos juegos y canciones de mayores y
pequeños. Saltábamos, contábamos cuentos, reíamos,
intercambiábamos experiencias, sentimientos, amistad en un inolvidable
y enriquecedor día, creando pueblo y solidaridad. Ahora voy yo con
mis nietos. Hacemos lo mismo.

Deja un comentario